Connect with us

General

LOS GASES CON SOBREPRECIO DE MURILLO, MENDEZ Y LOPEZ

Published

on

Algunos políticos nunca dejan de asombrar a los bolivianos por su pasmosa capacidad y astucia para meter la mano en las
arcas del Tesoro Fiscal del Estado Nacional.

Sean de derecha o de izquierda tienen la
misma ambición de enriquecerse con lo ajeno. Como los ratones tienen un olfato muy fino para detectar dónde y cómo sacar la tajada más deliciosa del queso que representa la riqueza pública que en teoría es de todos los ciudadanos, pero que en la práctica es solo de unos cuantos que vienen a ser los privilegiados en el arte de gobernar y de robar.

De los respiradores pulmonares ya se ha hablado hasta el cansancio y como siempre las investigaciones tardan en resolverse en medio de juicios interminables.

Ahora es otro el escándalo (develado por el
Periodista Junior Arias hoy bajo amenazas del gobierno de Jeanine Añez) y el mismo tiene que ver con una partida importante de gases lacrimógenos y balines de goma- importados con presunto sobreprecio de más de 2 millones de dólares- a brazo partido por los ministerios de Gobierno y Defensa a cargo de los políticos Arturo Murillo y Fernando López (mediante el testaferro Rodrigo Mendez, un cochabambino, amigo de confianza y jefe de gabinete de Murillo) y Luis Berkman.

Berkman es otro cochabambino , ahora residente en Estados Unidos, vinculado al tráfico ilegal de armas en el pasado, ex reo de Palmasola y actual propietario de una empresa subsidiaria del mismo rubro que actuó como intermediaria de la fraudulenta compra de agentes químicos a la compañía brasileña de armas no letales llamada Cóndor, la más grande en ese campo de comercialización de agentes químicos .

Ocurre que el MÁS dejó en marcha la
compra de estos insumos y equipos antimotines pero al menos en este caso no se le cruzó por la cabeza estafar, tal vez porque estaban en graves apuros por el clima de convulsión social de octubre de 2019.

Cómo salieron deapavoridos del poder, los masistas dejaron sobre la mesa del Ministerio de Gobierno los trámites de compra a la
Empresa brasileña Cóndor. Tenían previsto realizar directamente la adquisición a razón de unos doce dólares la unidad de gases lacrimógenos y balines. Los recién llegados entre vueltas y vueltas lograron embaucarle al Estado boliviano cada unidad a valor de 37 dólares. Qué chicos demócratas verdes más capos…si es para sacarles el sombrero por tanta astucia sucia!

Como el estallido social bajó su escalada tras la llegada circunstancial de Jeanine Añez al Gobierno, ya no había apuros en comprar
”para ayer” las municiones químicas no letales, entonces Murillo y sus sabuesos tuvieron tiempo de pensar cómo hacían para comenzar a ganar con el primer negocio que tuvieron al frente y ahí nomas le brincaron aprovechando los vínculos de Rodrigo Mendez con los Berkman que un día también salieron huyendo de la justicia boliviana a Estados Unidos donde siguieron en el comercio de armas.

Tortuoso el camino y el enlace seguido por estos bolivianos para “melear unos milloncitos de dólares” al Estado que si bien no tiene dinero para que los necesitados se curen del coronavirus, posee lo suficiente para engordar los bolsillos de la clase política privilegiada que vive en medio de lujos mientras la mayoría empobrecida no tiene lo suficiente para servirse tres platos de comida caliente en su cotidianidad.

Cuesta trabajo entender que apenas salió huyendo Evo Morales luego de 14 años de cometer matufias con sus asociados Ramon Quintana, Álvaro García, Gabriela Montaño, Héctor Arce, Jimmy Iturri y Carlos Romero, los “ nuevos salvadores de la Patria”, le brincaron con todo para satisfacer sus apetitos de dinero mal habido.

Usaron groseramente al ciudadano para que les dé el poder en bandeja y de ahí se sirvieron a manos llenas el festín hasta el hartazgo en una comilona que dura hasta hoy.

De los respiradores a los gases lacrimógenos y de ahí a no se dónde nos llevarán los políticos que han convertido a Bolivia en una fuente de saqueo. Qué vergüenza!

Elenir Centenaro para Eiinews.com

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *