Connect with us

General

Llegan 4 unidades de plasma y se abre tabla de salvación para Marcos Montero

Published

on

Esta es una noche de esperanza. Acaban de llegar a la Caja Petrolera las cuatro unidades de plasma del grupo de sangre AB+ Los médicos se la aplicarán de inmediato y se abre la tabla de salvación para el colega periodista y amigo.

Pienso en el periodista M Raúl Montero Álvarez y pienso en el amigo que tanto ha dado a Santa Cruz y al país desde la pantalla periodística de la Red Uno donde cada día informaba sobre la coyuntura nacional con aplomo, rigor, estilo y elegancia.

El periodista que muchos años estuvo en la Red Naranja hoy está acostado en una cama de hospital, enfermo, mientras su familia y amigos acaban de conseguir de donadores las cuatro unidades de plasma AB+ para que su cuerpo reaccione y responda al tratamiento convencional para Covid-19.

“Mientras hay vida, hay esperanza”, dice su colega periodista Claudia Limpias Balcázar a tiempo de compartir la grata noticia. Hasta hace unas horas “Clau” estaba sufriendo porque no encontraba salida para ayudar a la salud de quien fue su jefe en la Red Uno. Difundió videos pidiendo a la gente y a sus colegas unirse en oración por Marcos.

El amigo de confianza de Marcos llamado Gabriel Villegas, en una de las fotos de esta nota junto a Claudia, movió “cielo y tierra” junto a la familia para hacer el milagro.

Claudia ni Gabriel no pueden creer lo que está pasando. “Teníamos tantos planes periodísticos”, cuenta ella y agrega que la noche del domingo pasado él la llamó para coordinar la agenda semanal de cobertura noticiosa destinada a su página de Facebook que tiene más de 200 mil seguidores.

La periodista venía colaborándole con historias periodísticas de alto impacto. Les iba muy bien. Esa misma noche Marcos le comentó que debía entregar un dinero a una señora enferma.

“Siempre comprometido con la comunidad , en este último tiempo participó activamente con el proyecto “Ollas Comunes” en el Plan Tres Mil donde donaba de su bolsillo y canalizaba la ayuda de la Fundación “Geneve” de Migrantes Bolivianos en Suiza, explica la también presentadora de televisión

El cuadro de salud del colega es crítico. Está dormido en estado de coma inducido, recibe diálisis y lucha a brazo partido contra la hipertensión y el virus que se le ha alojado en el pulmón.

De todas las batallas periodísticas que ha enfrentado a lo largo de su vida, esta es la más importante que debe ganar para después escribirla y contarla con esa voz cautivadora que enamoró a muchos.

Fuerte, valiente y alegre, sin ninguna enfermedad básica hasta donde se sabe, Marcos creyó que estaba sufriendo un cuadro de dengue. Le había dicho a Claudia el mismo domingo en la conversación telefónica que tenía fiebre y dengue. Ella percibió que su voz estaba demasiado “ronca”.

Un día después, el lunes, su esposa Vania García y sus hijos Josué y Josías lo llevaron hasta el hospital de la Caja Petrolera donde está asegurado. De inmediato lo internaron en terapia intensiva con diagnóstico crítico. Tal vez llegó con la enfermedad ya avanzada. O tal vez no.

Emocionada porque por fin consiguieron todas las dosis necesarias de plasma, Claudia pide a todos orar y orar para que el Señor Jesucristo opere un milagro en el cuerpo del amigo y pueda volver a darle nuevas primicias a Bolivia.”Mientras hay vida, hay esperanza” insiste.

Marco Montero renunció a la Red Uno hace un par de meses luego de dejar su juventud, su madurez, experiencia y conocimientos en esa estación televisora que lo vio crecer y consolidarse como toda una figura pública televisiva consagrada a nivel nacional.

Su don de presentador nato, su sonrisa y humildad hicieron que la Red Naranja le confíe la dirección periodística completa del medio durante varios años. Y lo hizo muy bien hasta que surgió un clima bastante hostil y adverso hacia su persona promovido por un grupo del sindicato de esa empresa que hizo la vida a cuadros a los dueños y le armó diversos juicios laborales.

Esos adversarios de Marcos querían su puesto porque se consideraban tanto o más capaces que él para merecer estar al frente de la pantalla contando las historias cotidianas al público y elaborando los contenidos noticiosos a nivel nacional.

El colega estaba hastiado de los conflictos con esos “compañeros” de trabajo que no hacían otra cosa que poner zancadillas a la compañía y a su persona. Tal vez por esa razón renunció y está claro que le dolió no tanto por los años qué pasó allí sino por la pasión que sentía por su oficio.

Marco escribe poemas, compone canciones, realiza guiones televisivos y canta junto a su esposa Vania García.

Desde que salió de la pantalla naranja, el público ha extrañado su voz serena así como su estampa de presentador amable e intachable.

Él es de esas personas que saben escuchar, recibir y dar consejos. Es por eso que se llevó muy bien con el maestro Gastón Requena, asesor de Red Uno y con Ivo Kuljis, dueño de la empresa naranja.

En esta nota les comparto una foto del recuerdo de Marcos Montero con Gastón e Ivo Kuljis en uno de los cumpleaños del reconocido empresario cruceño. En otra imagen estamos juntos Marcos, Gastón y mi persona en una de las charlas con café batido en la oficina de ambos en la que evocábamos a todos los compañeros del oficio y analizábamos los principales hechos cotidianosdel gobierno de Evo Morales.

Gastón murió en febrero del año pasado víctima de un accidente de tránsito que privó a muchos de sus consejos y compañía. El maestro, como lo llamaban, quería viajar liviano, con sus libros en una mochila y su perro. Hoy viaja por el universo con lindas alas y buen viento llevando buenas noticias.

Ivo Kuljis sigue siendo buen amigo de Marcos y piensan celebrar muchos cumpleaños más y por ello es urgente orar por la salud del carismático presentador de televisión para que le gane la batalla al coronavirus y vuelva a la Red naranja donde se lo extraña y mucho.

Elenir Centenaro para Eiinews.com

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *