Connect with us

General

LA MEMORIA DEL CONDOR

Published

on

RODOLFO FAGGIONI
Se estrenará en Roma la película “LA MEMORIA DEL CONDOR”, inicia a partir del juicio
histórico promovido en Italia. Cuenta relatos de algunas de las víctimas de ese dramático período
histórico. Los testimonios de los protagonistas se alternan con imágenes de repertorio procedentes
de archivos históricos.
Los familiares y los amigos recorren esas historias que aún hoy son tan dolorosas para ellos,
dándonos testimonios intensos e íntimos que hacen reflexionar sobre lo importante que es
perseverar nuestra memoria.
Todo comienza a partir de la investigación del juez español Baltazar Garzón, que en 1968 dicta una
órden de arresto internacional contra el exdictador chileno Augusto Pinochet por crímenes de lesa
humanidad.
En el juicio, se han juzgado a 17 militares uruguayos, 12 chilenos, 7 bolivianos y 4 peruanos,
imputados por el asesinato de 24 ciudadanos italianos en el marco del “Plan Cóndor”, que se
extendió en América Latina entre las décadas 1970-1980 del siglo pasado.
Entre las personas involucradas y acusadas de diferentes delitos se encontraban los dictadores
Augusto Pinochet de Chile, Hugo Banzer de Bolivia y Jorge Rafael Videla de Argentina, el exjefe
de la Junta Militar de Uruguay Juan María Bordaberry, el almirante Emilio Eduardo Massera
exresponsable de la Marina Argentina. Entre los siete bolivianos: Jorge García-Meza y Juan Pereda
Asbún expresidentes “de facto”, Luis Arce Gómez exjefe de Inteligencia del Ejécito y exministro de
Gobierno, Guido Benavides exinspector de policía, exdirector del DOP y de la sección

Informaciones y organizador de las bandas paramilitares, Carlos Mena Burgos exMinistro de
Gobierno y exjefe de Inteligencia y de Operaciones del Ministerio de Gobierno, José Luis
Ormachea torturador del Ministerio de Gobierno durante la presidencia de García-Meza y Juan
Vacaflor exjefe del SIE y del GOESP.
El “Plan Cóndor” nace entre los años 74 y 75 del pasado siglo por iniciativa del general chileno
Manuel Contreras Jefe de la DINA, sucesivamente formano parte todo el llamado “Cono Sur”, es
decir Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay. Función de esta coordinación represiva
era el secuestro, la tortura y la desaparición de los disidentes políticos. Un trabajo que no tenía ni
problemas de juridicción ni largas proceduras internacionales de extradición. Era necesario seguir
únicamente las disposiciones de la Central Intelligence Agency (CIA) que los apoyaba. Es esos
años Washington estaba preocupada por la deriva revolucionaria de esa región y promovía y
financiaba los golpes de estado y ayudaba a los regimenes dictatoriales sin tener ningún escrúpulo.
De la “Escuela de las Américas” donde se adiestaban a los militares sudamericanos a la lucha contra
la insurrección popular enseñando técnicas de secuestro y tortura han salido los principales
dictadores como Manuel Noriega de Panamá, Leopoldo Gualtieri y Roberto Viola de Argentina,
Juan Velasco Alvarado del Perú, Guillermo Rodriguez del Ecuador y Hugo Banzer de Bolivia.
El método Cóndor era simple, se secuestraba, se torturaba y se asesinaba en cualquier país se
encontrase el prófugo. En estas operaciones estaba implicadoa la CIA. En un documento se dice que
el FBI estaba al tanto de las actividades del “Plan Cóndor” desde 1976, cuando el agente Robert
Scherrer envió desde Buenos Aires una relación muy detallada de todo lo que acaecía en el Cono
Sur.
Un caso que llamó la atención de la prensa internacional fue la del expresidente boliviano Juan José
Torres que fue secuestrado, torturado y asesinado en Buenos Aires el 25 de Junio de 1976. Una
operación que no hubuese sido posible sin la intervención y la colaboración de las centrales de
inteligencia argentino y boliviana. Del mismo modo fueron asesinados, siempre en Buenos Aires, el
exgeneral chileno Carlos Prats y su esposa, en Washington el exministro de Relaciones Exteriores
de Salvador Allende Orlando Leterier. En Roma fue herido gravemente el líder de la Democracia
Chilena y exvicepresidente Bernanrdo Leighton. En 1992 en una estación de policía del Paraguay,
se descubrió el archivo secreto del “Plan Cóndor”. Más de tres toneladas de documentos,
fotografías, pasaportes, listas de informadores de la policía, sistemas de atentados contra políticos
de izquierda del Cono Sur y pedidos de financiamentos. Gracias a este descubrimiento se ha podido
documentar y poder procesar a los responsable de tantos delitos. Esto da la idea de cómo era
articulado en ese período, esta coordinación represiva. El “Plan Cóndor” en América Latina dejó
mas de 100.000 víctimas entre intectuales, profesores, estudiantes, trabajadores y periodistas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *