Connect with us

General

La historia de Eva, la niña boliviana que murió de hambre

Published

on

 

Eva murió de desnutrición severa en la ciudad de El Alto, Bolivia. Y deja una familia sumida en el mismo estado crítico de salud como consecuencia de la pobreza extrema.

Un cuarto arrendado y bastante estrecho, con una sola cama, fue el hogar de los padres y seis hermanos de la niña de doce años que falleció en silencio en medio de las frazadas apiladas en el piso de esa fría habitación.

El corazón de Eva dejó de latir por la noche del jueves y recién hoy sus familiares se percataron que estaba sin vida. Ellos apenas se mueven por su estado de desnutrición crónica. No trabajan porque están enfermos y como no generan dinero no consumen alimentos vaya a saberse desde cuándo.

Pese a los esfuerzos que el Gobierno dice haber desplegado para revertir esa dramática situación, la realidad refleja lo contrario: los bolivianos seguimos muriendo de hambre.

Una casa, medicinas, ropa y alimentos han sido prometidos por el Gobierno para la familia de la difunta niña Eva, una víctima inocente de la extrema pobreza.

Cuántas familias más en el mismo estado que la de Eva habrán en el país sin que lo sepa el Gobierno? Valdría la pena que levanten estadísticas de esta realidad antes de lamentar nuevas víctimas.

Así como el ministro Carlos Romero habla con precisión estadística, según él  que siete de cada diez bolivianos consume coca, debería conocerse cuántos de cada diez bolivianos sufren de desnutrición. Esta información sí que es de interés humano.

Elenir Centenaro.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *