Connect with us

Historias

GUEVARA TRAICIONADO POR ORDEN DE LA URSS

Published

on

RODOLFO FAGGIONI
Están saliendo a la luz, algunas declaraciones que dió años atrás el ex guerrillero cubano Daniel Alarcón
Ramirez, (Manzanilla, Cuba 1939 – Paris, Francia 2016) (a) Benigno, el último en haber visto vivo al “Che”
en la jungla boliviana.
El ex guerrillero se refería de la traición del “líder” Fidel Castro a Ernesto “Che” Guevara por orden de
Moscú, que lo consideraba una persona “muy peligrosa”. Benigno logró huír de Bolivia el 8 de Octubre de
1967, junto a otros dos guerrilleros, Urbano y Pombo, que se salvaron gracias a Salvador Allende, entonces
Presidente del Senado de Chile. Benigno en sus declaraciones afirmaba que “los soviéticos consideraban a
Guevara una personalidad muy peligrosa para sus estrategias imperialistas y Castro se plegó por razones de
estado, visto que la supervivencia de Cuba dependía de la ayuda de Moscú. Queríamos exportar la
revolución cubana, pero fuimos abandonados en la jungla boliviana, el “Che” fue al encuentro de la muerte
sabiendo que había sido traicionado”.
Daniel Alarcón Ramirez, “Benigno” entró a los 17 años en el grupo del Comandante Camilo Cienfuegos,
después de que los soldados del dictador Fulgencio Batista, incendiaran la propiedad de sus padres en la
Sierra Maestra y asesinaran a su esposa, Noemi de 15 años, embarazada de ocho meses.
Lo nombraron “capitán”, fue jefe de la Dirección Logística y de la Policía Militar, con 300 hombres a cargo.
Era el más joven pero controlaba el armamento de aire, tierra y mar.
“Entré al grupo para vengar a mis padres. Disparaba mejor que nadie, pero no sabía qué era el socialismo. El
“Che” fue mi maestro que me enseñó todo. No era fácil lograr su confianza, pero era un hombre honrado y
bueno”, recuerda Benigno que ha vivido exilado en París. Llegó a Francia después de 37 años de trabajar
para el pueblo cubano. Decidió exilarse luego de soportar, “atropellos y mentiras del gobieno de Castro”.
Escribió tres libros, uno de ellos “Memorias de un soldado cubano en 1997”, donde relata sus diferencias con
el régimen y ofrece pruebas sobre su tesis de que la guerrilla fue dejada caer en Bolivia y el “Che”
abandonado a su suerte. Cuando se fue de Cuba, el gobierno lo acusó de traidor.
En 1997, Benigno volvió a Bolivia en forma clandestina por un documental francés. Regresar a Bolivia, para
él, significaba volver a vivir. En La Quebrada del Yuro, recuerda el último día de Guevara. “Beni, cubrí el
alto de la quebrada desde ese árbol y trata de mantener la posición a toda costa” me gritó el Che, eran las 10
de la mañana. El día había amanecido nublado, pero a esa hora el sol ya estaba radiante. Me acomodé debajo
del árbol, eran dos días que estaba herido por un tiro a la espalda, casi sin dormir ni comer. Tenía una fiebre
galopante, Inti y Pombo vinieron a cubrirme, los demás guerrilleros estaban por el terreno. Guevara quería
romper el cerco enemigo, quedamos en 17, de los cuales sólo 9 podían luchar. El Che venía de un ataque de
asma, estaba débil y escuálido. Estaba sacando heridos, “Ya vuelvo” me dijo, fueron sus últimas palabras. Al
atardecer el ejército se retiró. “Nos reunimos en el punto de contacto que habíamos establecido, encontramos
la mochila del “Che” y varios objetos dispersos, nos trasladamos al segundo punto de contacto, el naranjal de
Santa Elena, por un camino lleno de cactus, pero el Che no apareció. A las 5 de la mañana, afuera de la
pequeña aldea, a 100 metros de la famosa escuela de Higueras, vimos soldados, helicópteros y muertos. Las
noticias en las radios decían algo confuso, en una radio chilena oí que habían secuestrado una foto familiar
que Guevara llevaba siempre consigo. En ese momento entendí que habia muerto el Che y me puse a llorar.
En su libro afirma que Camilo Cienfiegos y Ernesto Guevara “le hacían sombra a Fidel”. Cienfuegos murió
en un misteriosso accidente de aviación. Yo estaba con Guevara en el Congo cuando Castro hizo pública una
carta en la que el “Che” renunciaba a cualquier puesto y a la nacionalidad cubana. Guevara al escuchar esa
declaración comenzó a patear la radio y gritaba: “miren a dónde lleva el culto de la personalidad”.
Cuando regresamos a La Habana, Castro propuso Guevara ir a Bolivia para exportar la revolución cubana en
el corazón mismo de Sud América, tras garantizarse el apoyo del Partido Comunista de Bolivia, la cobertura
de agentes secretos y la formación de nuevas columnas. “Teníamos que penetrar en territorio boliviano por la
parte norte, un territorio favorable a la guerrilla, aprendimos incluso el dialecto local. En octubre de 1967 el

comando revolucionario cubano penetró en territorio boliviano, una zona llena de insectos, aislada y donde
se hablaba un dialecto completamente distinto del que habíamos aprendido y cuando llegamos descubrimos
que el PCB no nos apoyaba por orden de Moscú. Eramos 17 rodeados por 3000 soldados “rangers”
bolivianos. Nos dividimos en tres grupos, Guevara cayó prisionero, lo asesinaron al día siguiente. Yo,
Urbano y Pombo logramos escapar a Chile.
“Urbano fue arrestado e internado mientras que a Pombo lo nombraron “general”. El “Che” era el “líder”
más amado del pueblo, una verdadera personalidad. Nuestra revolución ha durado pocos años, hoy es una
dictadura como la de Batista. Los cubanos han conquistado la cultura pero no la libertad y son siempre más
pobres, pero no es toda culpa del embargo americano. Castro ha traicionado la revolución y es difícil prever
el futuro. No quisiera que al final el poder caiga en manos de los exiliados cubanos de Miami que son un
grupo de corrompidos.”
________________________________________________________________________________
Nota del Autor: La investigadora argentina Antonella Marty ha explicado brevemente acerca de la figura del
difunto guerrillero argentino, Ernesto Guevara de la Serna, conocido como “Che Guevara”. Lo ha definido
como un “asesino criminal”, pero además pone sobre la mesa la ignorancia que existe en Latinoamerica
respecto de la figura “heroica” que ahora se le atribuye.
“Una persona muy icónica en América Latina es el Che Guevara, un personaje del que, una gran parte de
la juventud y creo en general los latinoamericanos, no tienen claro o no están al tanto de quien fue, se ha
generado un mito en torno a su figura, muchas personas llevan en sus camisas una imagen de este hombre
que fue un asesino, yo cito en el likbro donde el Che le cuenta en una de las cartas a su padre que descubre
que le gusta matar, incluso lo dice en las Naciones Unidas: fusilamiento si, hemos fusilado y seguiremos
fusilando mientras sea necesario”.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *