Connect with us

Historias

Es esencial contar con una estrategia de defensa por conductas anticompetitivas

Published

on

En el marco del derecho a la competencia existente en Bolivia, que promueve la protección del
consumidor y del mercado libre competitivo, es esencial que las empresas que operan en el
territorio nacional cuenten con una estrategia de defensa por supuestas conductas
anticompetitivas, como una acción previsora, explicó el director del estudio jurídico Becerra de la
Roca Donoso & Asociados, Mauricio Becerra de la Roca.
La sugerencia la dio durante la Conferencia “Conductas Anticompetitivas bajo la Legislación
Vigente en Bolivia” organizada por la Cámara de Comercio e Industria Boliviano-Alemana (AHK).
Además el especialista realizó algunas recomendaciones a las compañías con el objeto de evitar
contingencias, como la de prescindir de reuniones con competidores sin que haya un registro de la
misma y una agenda verificada, puesto que -advirtió- éstas pueden dar lugar a malas
interpretaciones.
“Para tener un encuentro con la competencia hay que tener cierta cautela, hubieron casos de
reuniones en los que surgieron muchos indicios de intercambio de información, que dieron lugar a
suponer acciones colusorias, por lo que si se da una reunión es importante tenerla registrada e
incluso abandonarla si se dieran discusiones inapropiadas”, manifestó.
En este marco de prevención, Marcelo Vaca Guzmán, director del Estudio Jurídico Vaca Guzmán
Siles, también especialista en defensa de la competencia y miembro de la AHK, aconseja a las
empresas adecuar sus planes, estrategias y políticas de comercialización y de precios a los
lineamientos contenidos en el Decreto Supremo (DS 29519), evitando cualquier acción que atente,
vulnere o restrinja la competencia y/o tenga como objeto desplazar a los agentes competidores, o
establezca ventajas exclusivas a favor de uno o varios compradores o vendedores.
Marco legal
Asimismo, en la Conferencia, realizada en las ciudades de La Paz y Santa Cruz, se habló entre
otros- de los principios fundamentales del derecho a la competencia, la estructura y marco legal
político de la misma y la estructura reguladora. Becerra de la Roca recordó que en el país rigen
leyes que regulan la competencia en sectores empresariales de servicios (hidrocarburos,
transporte, telecomunicaciones, electricidad y saneamiento básico); financieros (banca, seguros y
valores) y forestal y agrario; a través de los sistemas, Sirese, Sirefi y Sirenare, respectivamente, de
las que derivaban las superintendencias, hoy modificadas como autoridades de regulación.
Para las firmas no reguladas, la defensa de la competencia está a cargo de la Autoridad de
Fiscalización y Control Social de Empresas (AEMP), que se rige precisamente en el DS 29519, que
divide a las conductas anticompetitivas en “relativas! y “absolutas”.

NOTA DE PRENSA
AHK
Agosto 2019

Becerra de La Roca indicó que las “relativas” se configuran como cualquier tipo de acuerdo, pacto
o convenio entre agentes económicos competidores entre sí, a fin de manipular o fijar los precios u
otras condiciones de compra o venta bajo cualquier forma, que intenten fijar o limitar las cantidades
de producción a ofrecer al mercado, repartirse el mercado, o coordinar licitaciones públicas o
privadas.
Complementó que las “absolutas” se refieren a los actos, contratos, convenios, arreglos o
combinaciones, cuyo objeto o efecto es o pueda ser desplazar indebidamente a otros agentes del
mercado, impedirles sustancialmente su acceso, establecer ventajas exclusivas en favor de una o
varias personas, en diferentes casos señalados en el DS referido.
El evento de la AHK dirigido a las empresas se complementó con el análisis de estudios de caso y
la exposición de Michaela Majorova (socia internacional de Becerra de la Roca Donoso &
Asociados), relacionada a las conductas anticompetitivas en la legislación de la Unión Europea
(UE).

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *